Torcido.

Reflexión.

¿Me habré acostumbrado a la sensación de vacío?
Éste no es un escrito, sino más bien una reflexión.

No creo que alguien como yo haya logrado "acostumbrarse" a tan áspera sensación que te carcome con el transcurrir de las horas. No es posible que lo haya hecho sin más, y no sienta nada al respecto.
Pero quizá por eso la sensación me es tan anhelada en ocasiones, quizá por eso la necesito al momento de redactar. Tocar fondo para resurgir. Ahogarse para renacer.
No suena propio de mí, pero parece lo más sensato para tal momento.
Si escribo de amor, siento que carece.
Si escribo de felicidad, siento que carece.
Si escribo de vacío... es completo.

No sé cómo sentirme en mis días comúnes en torno a esta situación, pareciera que lo acepté sin más. No es un vacío constante, no latente, solo llega cuando me es necesario para sobrevivir; con suerte le pasa a todos los humanos. Con suerte, alguien más llegó a ser tan miserable que entiende mis pesares.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: